Vandalismo en el Huecar

 
Vemos que, a pesar de las normas y del sentido común, siempre habrá gente haciendo el salvaje; menos mal que cada vez son menos. El bulardo que vemos en el rio refleja el vandalismo al arrancarlo, y la poca sensibilidad al lanzarlo al rio Huecar después. Afortunadamente, a nuestra amiga trucha, no parece importarle demasiado y nada por encima de él ajena a todo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s